Big Data

Seguir la regulación para ir un paso adelante

Por: Rocktech

Aunque los datos personales siempre han sido un asunto sensible. Su uso y protección es un tema principal en la agenda actual, sobre todo porque el rápido avance de la tecnología hace que seamos cada vez más propensos a entregar todo al Big Data. Algo tan inocente y obvio como tu nombre o fecha de nacimiento puede ser usado en tu contra o generar problemas si caen en manos equivocadas. Y por supuesto, con el surgimiento de las Financieras Tecnológicas (FinTech), es de esperarse que existan muchas teorías y dudas de lo que pasa con la información y los datos personales de los que se han subido a este tren.

El uso del internet se ha diversificado pasando de ser un simple medio de comunicación a ser una herramienta que ha cambiado desde la forma en la que se intercambia valor hasta la forma en que se vive. Éste es el caso de las FinTech, que han roto barreras de imaginación tal y como son: criptomonedas, wallets, medios de pago y crowdfunding entre otros. Este último ha experimentado un crecimiento explosivo en los últimos cinco años. Una acción tan sencilla como poner en contacto a una persona que tiene una causa con otra que cree en la misma por medio del financiamiento colectivo para canalizar su dinero ha estado presente a través de la historia. Pero sin duda tomó una mayor relevancia con las plataformas digitales. Su crecimiento acelerado se debe a la eficiencia que proporciona la tecnología y también por el empoderamiento social que genera ser parte de proyectos a través de plataformas de inversión.

Sin embargo, en esta época de cambios desenfrenados e incesantes de la tecnología, es imprescindible cuidar el valor de la información que publicamos en la red, pues el potencial que ofrece internet para facilitarnos la existencia presenta, de igual forma, un riesgo de la misma magnitud que puede poner en peligro nuestra información más privada y confidencial, como por ejemplo la numeración de nuestras cuentas bancarias, datos de nuestra empresa, la intimidad de personas cercanas, o hasta la propia identidad. Tomando en cuenta esto y el hecho de que el internet está muy poco regulado, cada persona debe ser responsable del uso que hace de él. Sobre todo teniendo en cuenta que México es el segundo país con más incidentes y ciberataques en latinoamérica.

En Internet aún no existen reglas ni regulaciones generales. Aunque en varios países (como en México) se empieza a regular sobre el tema, pues existían muchos vacíos legislativos en cuanto al uso correcto de la información de los usuarios que eligieron una FinTech en vez de una institución bancaria tradicional. Además de asegurarse de que a los clientes se les brinde un servicio adecuado, es parte de la responsabilidad corporativa de este tipo de compañías que la información llegue únicamente a las instituciones autorizadas, y no a las manos de algún actor malicioso, todavía queda mucho por hacer.

La ciberseguridad ya no es solo responsabilidad de los informáticos, sino de todos. Somos nosotros quienes visitamos enlaces sospechosos, quienes descargamos archivos desconocidos y quienes ignoramos las advertencias de seguridad de nuestras aplicaciones. Y, en ese sentido, la importancia de la ciberseguridad y de la autoprotección radica precisamente en ser responsable y cauteloso para evitar riesgos y sorpresas indeseables.

Pero las cosas en México no pintan tan mal después de todo, pues es el resultado de un largo trabajo que apenas el 8 de marzo de 2018 fue firmado y decretado un proyecto de ley denotado como la ‘Ley Fintech’ y esto cambió el panorama para las empresas de esta gama y le abrió las puertas a otras que se encargan de brindar los mejores servicios de ciberseguridad, como Delta Protect. Debido a que constituye un entorno de negocios totalmente nuevo y, ante la expansión que este sector ha venido registrando durante los últimos años en México, su regulación se convirtió en un proceso inevitable.

Otra empresa que sigue los pasos de la ley fintech es Rocktech, considerando que es una crowdfunding y se vio en la necesidad no sólo de involucrarse en el mundo fintech sino también seguir las pautas de la regulación. ¿Por qué es importante? Pues básicamente porque al seguir la línea legislativa, la empresa se responsabilizó de la seguridad de sus usuarios. Lo anterior es un diferenciador esencial de este tipo de las empresas de tecnología de la información que brindan servicios que van más allá de un simple préstamo o fondeo comunitario, sino que son parte de un mundo más transparente, más funcional y más eficiente.

Tener en mente la regulación para una eficiencia mayor es importante para diferenciarte de las instituciones financieras que poco a poco le van quitando terreno a las tradicionales. Pues empresas como Rocktech y Delta Protect se han preparado mejor para el futuro. Estas compañías tienen como principal objetivo facilitar y hacer más accesibles los productos y servicios financieros a través de la tecnología, lo cual no sólo privilegia a sus usuarios y los atrae a estas compañías, sino que beneficia a todo el ecosistema FinTech volviéndolo cada vez más un referente ante latinoamérica y el mundo.

Av. Cerro Gordo del Campestre 201
Int. 303
Col. Las Quintas
León, Gto.
C.P. 37125

ROCKTECH R+D © 2020